sábado, 2 de julio de 2016

Preguntando a Svetlana Aleksiévich, Premio Nobel de Literatura 2015


 ¿Revitalizará su Nobel el interés de los medios por el relato humano, de la gente común, por el periodismo narrativo? ¿Tiene algún consejo para los medios?, le pregunté a Svetlana Aleksiévich durante su conferencia en el Espacio Fundación Telefónica el pasado 17 de mayo.

— Me gustaría que esto sucediera. Pero no sabemos qué va a pasar. El libro La guerra no tiene rostro de mujer lo publicaron fuera de Rusia porque en allí lo consideraban pacifista y naturalista. Lo publicaron en China donde eran famosos los batallones femeninos, muy guerreros. Me impresionó mucho que este libro lo leyeran estas mujeres. Mi maestro Ales Adamovich decía que aquello que escribimos, una vez escrito, ya está fuera de nuestro control, se lanza a la vida y no sabemos qué vida va a tener. Ninguno lo podemos predecir. Lo único que tenemos que intentar es estar siempre al lado de la gente, tenemos que apoyar a la gente, apoyar el amor, lo humano, y no podemos ir más allá. Hoy es absolutamente inútil intentar pronosticar el futuro. El futuro siempre va a ser más complejo de lo que lo imaginamos, me respondió la Nobel. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada